Sanación a Animales 

 

sanación a animalesHago Terapia de Reiki a los Animales y Cursos de los 4 Niveles de Reiki para que sus dueños y profesionales del sector (veterinarios, auxiliares, peluqueros, educadores…)  aprendan a aplicar este sistema de sanación.

Desde muy pequeña, mi gran pasión han sido los animales, en particular los perros.

Los perros son seres muy especiales, en mi opinión, mucho más evolucionados que nosotros. Sólo viven en el presente, no tienen Ego. Ellos nunca harían las cosas horribles que nosotros podemos llegar a hacer.

Los animales son muy receptivos a la energía Reiki, mucho más que las personas, ya que ellos no cuestionan si funciona o no, simplemente sienten esa energía, la aceptan y se sanan, sin más!

Actualmente hay muchos veterinarios que utilizan Reiki como apoyo al tratamiento médico convencional, logrando excelentes resultados, mejoras más rápidas y permanentes.

Especialmente eficaz en el alivio de cualquier tipo de dolor o enfermedades como la leishmania, displasia de cadera, artritis, post-operatorios, etc… Reduce los efectos secundarios de todo tipo de tratamientos. Acelera los tiempos de recuperación de cualquier enfermedad u operación ya que aumenta las defensas. También se usa para tranquilizar y relajar a los animales antes de una prueba clínica molesta.

Es una poderosa herramienta para ayudar a los animales con problemas de comportamiento, malos hábitos, estrés, traumas, miedos, fobias…y como complemento en los Adiestramientos.

Libera las emociones, por lo tanto sana la raíz de la enfermedad y su origen emocional. Eleva la energía vital. Armoniza el cuerpo, la mente y el espíritu, creando un animal sano y equilibrado.

En los perros, la mayoría de enfermedades tienen su origen en sus dueños. Los animales se sienten responsables de absorber las malas energías de su familia y hogar. Quieren ser un filtro de estas energías y transformarlas, por eso enferman.  Es muy común que el perro padezca la misma enfermedad o trastorno que padece su dueño o cualquier miembro de la familia que convive con él.

Los perros no son mascotas, son un miembro más de la familia, y se merecen lo mejor.  Se merecen estar sanos y felices.

 

dicen de nosotros